Saliendo un poco de los videojuegos y para los viejunos como yo, esto es una joya que toca el corazón.