Más guerra, más sangre, más política pero al final más de lo mismo

Julián Serrano nos trae un análisis del último Total War el cual parece que no sorprende mucho en su segunda parte. Y es que lo dice el refrán popular, «Nunca segundas partes fueron buenas»

[pl_button type=»btn» size=»large» class=»icon-home» link=»https://medium.com/videojuegos-analisis/fb185d4084d2″ target=»blank»]Leer análisis[/pl_button]